Estudiantes perdió con Gremio: con un jugador más, no tuvo ideas ni puntería, y Enzo Pérez se salvó de una roja

Gremio se impuso sobre Estudiantes por 1-0, en un partido por la tercera fecha del Grupo C de la Copa Libertadores, jugado esta noche en el estadio Uno de La Plata. Nathan Fernandes anotó el único gol de la noche para darle el primer triunfo en el certamen a Gremio, que jugó los últimos 25 minutos con diez jugadores por la expulsión del volante Mathias Villasanti.

Fue una batalla, a todo o nada. Fútbol, lucha, fuerza, al límite. Enzo Pérez, con un codazo demoledor, zafó de la expulsión, en una noche en la que el León mostró pocas cartas de las que ya conoce en su historial. Se vio desbordado. Y lo peor: es la última imagen antes del choque contra Boca, previsto para el próximo martes, por las semifinales de la Copa de la Liga.

Gremio es un buen equipo, pero está lejos de los años en los que brilló en el fútbol sudamericano. Es conducido, una vez más, por Renato Gaúcho, un símbolo de la entidad y, además, un ferviente admirador del fútbol argentino. Cómo olvidar el día que se puso la camiseta de Diego Maradona, orgulloso. En un encuentro en el que Gremio visitó a Guaraní, de Paraguay, por la Copa Libertadores, el entrenador salió a dirigir con la camiseta de la selección argentina, el 10 en la espalda y el nombre de Maradona.

Diego ya no era parte de este mundo. “Ponerme la camiseta que perteneció a Maradona fue la forma que encontré para homenajear a un amigo que me regaló el fútbol. Lo hice con el corazón y estoy muy feliz con la respuesta positiva del pueblo argentino. Para mí, Maradona es eterno”, afirmó en noviembre de 2020.

La expulsión de VillasantiIgnacio Amiconi – FOTOBAIRES

“Voy a poner esta camiseta en un tablero y colgarla en la sala de trofeos de mi casa. Para mí, Maradona nunca morirá. Digo esto desde el corazón”, contaba. Ahora, como marca la tradición del popular equipo de Porto Alegre, dirige a un grupo de argentinos. Agustín Marchesín, Walter Kannemann y Franco Cristaldo fueron titulares en el examen frente a Estudiantes. En un costado quedaron Cristian Pavón y Lucas Besozzi (Lanús y Central Córdoba, de Santiago del Estero).

Gremio suma 6 puntos en tres partidos en el arranque del Brasileirao. Le cuesta en la Copa Libertadores: logró el primer triunfo en La Plata, después de un flojo arranque en el Grupo C. Cristaldo, un enganche que surgió en Boca y explotó en Huracán, fue el mejor intérprete del conjunto brasileño. Con una tijera (magia en el aire), lanzó un misil que chocó con el travesaño y, al rato, fue víctima de un codazo de Enzo Pérez, que debió ser expulsado. Pero el árbitro Gustavo Tejera consideró que solo era para tarjeta amarilla. Y el VAR convalidó la decisión arbitral.

El encuentro fue caliente (Mathias Villasanti fue expulsado a 25 minutos del cierre y hubo siete tarjetas amarillas), pero lejos de aquel infierno de 1983, cuando el León rescató un 3-3 con 7 jugadores. ¿Cómo fue aquél? El duelo, que se jugó el 8 de julio, fue inolvidable. Durante el primer tramo, fueron expulsados Marcelo Trobbiani y José Daniel Ponce. Con nueve jugadores, se puso arriba en el marcador con un gol de Sergio Gurrieri; Gremio logró el empate antes de finalizar el primer tiempo.

A los 17 minutos del segundo tiempo, Estudiantes perdía 3-1. Más tarde, Julián Camino y Hugo Tévez también vieron la tarjeta roja. Con siete jugadores, el León acorraló a Gremio; Gurrieri marcó el descuento y en el final Miguel Ángel Russo puso el definitivo 3-3 en un histórico acontecimiento. Si bien Estudiantes no logró pasar a la final, el empate con los brasileños (al final, los campeones) y con solo siete jugadores, quedó en la mente de los amantes del fútbol como una remontada histórica. Tanto fue así, que Renato Gaúcho (autor de un tanto) recordó esa gesta antes del encuentro, que intenso, al límite.

Renato Gaúcho, todo un personaje, rodeado de discusionesIgnacio Amiconi – FOTOBAIRES

“Me alegro que empataran ese partido, porque no sé si íbamos a salir vivos del estadio. Realmente fue una batalla. A mis grupos les cuento que en aquella época había que ser hombre para jugar la Libertadores. Fue extraordinario, no hay forma de olvidarlo”, comentó, con fina ironía. “Estudiantes tiene una historia feroz. Pero hay que mostrar la historia de Gremio, que también es bastante feroz”, advirtió.

Y así fue: se impuso con un jugador menos. Y dejó en suspenso la zona.

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Los gobernadores al fin ponen la cara

La aparición de los gobernadores el jueves pasado le...

La pelea por el efectivo: el uso de los cajeros automáticos es más alto en los barrios populares

Mientras las transacciones electrónicas vienen creciendo, el uso del...

Luis Caputo dijo que el FMI avala el tipo de cambio de Argentina e insistió en que no habrá una devaluación

Con un fuerte mensaje en las redes sociales, Luis...