Inflación de abril: los economistas ya hablan de un dígito

La anhelada inflación de un dígito mensual que espera el Gobierno dejaría de ser un espejismo en el corto plazo. Los economistas anticipan que, si se dan ciertas condiciones sobre la evolución de algunos rubros que conforman el índice de precios, el objetivo se conseguiría en abril.

A favor juegan los alimentos que desaceleraron el nivel de aumentos debido a la abrupta caída del poder adquisitivo y la recesión. En cambio, presionan al alza los aumentos de las tarifas y el ajuste del tipo de cambio o “crawling” a un ritmo del 2% mensual. La cifra que maneja el Ministerio de Economía ronda el 7%, por debajo del número que esperan las consultoras.

Eco Go, dirigida por la economista Marina Dal Poggetto, prevé distintos escenarios para la inflación de abril: uno de ellos plantea una suba del 9,1%, si se imputa el aumento fijado por las empresas de medicina prepaga para este mes (18%) y no se incorpora la caída (por la medida de retrotraer los precios de las cuotas a diciembre). Esto pondría a la variación interanual en 305,2%.

La segunda hipótesis de la consultora es de una suba del 7,3%, «si no se imputa el aumento y se incorpora la baja considerando el mes completo», explicó en su último informe. Y otro escenario es de un alza del 7,9% si el aumento de abril se imputa hasta la segunda semana del mes y el resto de las semanas se incorpora la baja.

En el primer escenario, Eco Go tomó en cuenta además que la suba de los alimentos consumidos en el hogar ascendería a 5,6% este mes, según las semanas medidas hasta ahora y proyectando un alza del 1,3% para la última semana de abril más el arrastre de marzo (3%).

Por su parte, la consultora LCG, que sigue los precios de los supermercados, también detectó la desaceleración de los comestibles. Informó que la suba de la canasta promedia 4,6% en las últimas 4 semanas y 2,9% punta a punta en el mismo período.

Otro elemento que juega en la inflación de este mes, según la previsión de EcoGo, es la homologación de la paritaria de encargados de edificios, que contempla los meses de enero a abril. Analizando todos los rubros, los impactos más bajos, además de los alimentos, vienen por el lado del rubro Equipamiento del Hogar (2,5%), Indumentaria (5,9%) y Esparcimiento (4,9%).

Por su parte, la medición de la Fundación Libertad y Progreso registró un aumento del 9,5% mensual en la primera mitad de abril, desacelerándose 1,1 puntos desde el 10,6% registrado al cierre de marzo. En comparación con el IPC del INDEC del tercer mes, 11% mensual, la desaceleración es de 1,5 puntos porcentuales. Según esta entidad, la suba de la inflación en abril se situaría en el 9%, siendo la primera variación de un dígito desde octubre del 2023.

Según explicó uno de sus economistas, Lautaro Moschet, “la desaceleración del precio de los alimentos es una noticia alentadora, ya que representa una gran proporción de los gastos familiares y es casi una cuarta parte del IPC. En la primera mitad de abril, subieron 2,5% en promedio, mientras que a la misma altura de marzo lo habían hecho un 6,3%».

Por el contrario, según el analista, «el mayor impacto al bolsillo continúa viniendo del sector de los regulados, que se están recuperando de la brutal distorsión y congelamiento que sufrieron en los últimos años. Este mes se sentirá el impacto de las actualizaciones de la tarifa del gas, prepagas, y en menor medida, servicios de comunicación y educación”, aseguró.

NE

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Argentina vs. Guatemala: resumen, goles y resultado del partido

La selección argentina cumplió con su condición de favorita...

Javier Milei, en vivo: las últimas medidas del Gobierno

El ministerio de Seguridad envió este viernes al fiscal...

La Ciudad anunció que dará ayudas económicas a los comerciantes afectados por los incidentes en Congreso

El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció...