Cristina Kirchner reapareció sin autocrítica: Milei es producto del fracaso de su gobierno

La exvicepresidenta se despachó contra el jefe de Estado sin hacer ningún tipo de mea culpa. El problema de CFK es que no entiende lo que pasó.

Nelson Castro

Video Placeholder

En unos días tan intensos con el tema de la impactante marcha universitaria, hoy reapareció Cristina Fernández de Kirchner. Y es lo mejor que le pudo haber pasado al Gobierno en esta semana tan difícil. También es necesario analizar lo que representa esta reaparición de la exvicepresidenta en el contexto de este complicado panorama político argentino.

Escucharla a Cristina es todo un esfuerzo. Es todo tan repetitivo, tan viejo, tan lleno de fracaso. Y tan falto de autocrítica que genera toda una problemática. ¿Por qué tiene esta importancia? Porque, obviamente, de esto depende lo que vaya a pasar con el peronismo de aquí en adelante.

Leé también: Javier Milei pone la mira en la votación de la Ley Bases y afina la lista de excluidos al Pacto de Mayo

De aquí en más, el debate que viene es si el peronismo va a quedar atado a este pasado lleno de fracaso, o intentará aprender y orientarse hacia la posibilidad de construir una alternativa de poder. Una estructura política que evalúe la realidad con realismo -y no es una redundancia-, que aprendan de sus errores y que propongan cosas distintas en el contexto de las dificultades que hoy tiene la República Argentina.

Cristina Fernández de Kirchner no puede ver los errores de sus gobiernos. (Foto: AP/Gustavo Garello)

Cristina Fernández de Kirchner no puede ver los errores de sus gobiernos. (Foto: AP/Gustavo Garello)Por: AP

En este sentido, el principal problema que no entiende Cristina Fernández de Kirchner, como buena parte de la dirigencia política, es el porqué de Milei. Cristina debería decir “mire, Milei es producto de nuestro fracaso”. El fracaso rotundo de su gobierno.

Leé también: Javier Milei aprendió a priorizar el pragmatismo sobre el dogma: las tres pruebas que lo muestran

Sucede que, en general, el peronismo generaba condiciones para que la bomba explotara, pero que le ocurriera a los otros. Le pasó a la Alianza y en buena medida también fue una dificultad que tuvo Mauricio Macri, más allá de sus errores. Pero esta vez les explotó a ellos, claramente. La catástrofe de la inflación que dejó Alberto Fernández es algo que hoy estamos pagando.

Y claro que Milei comete errores, pero la realidad de la necesidad de reencauzar la economía, que significa ajuste lamentablemente, es producto de lo que dejaron el kirchnerismo y Cristina Fernández de Kirchner, que trataba de héroe a Sergio Massa, entonces ministro de Hacienda.

Javier Milei le contestó a Cristina Kirchner minutos después de que terminara su discurso en Quilmes (Foto: @JMilei).

Javier Milei le contestó a Cristina Kirchner minutos después de que terminara su discurso en Quilmes (Foto: @JMilei).

La bomba nos explotó a todos, ahora y antes. Pero cuando habla Cristina con esta característica propia de no hacerse cargo de sus errores -que en este caso fueron horrores- se la deja servida al presidente de la República. Milei retrucó, en su lenguaje, que la gente “se caga de hambre porque ustedes durante décadas defendieron un modelo que se basaba en gastar sin límites y falsificar dinero para tapar el agujero”. El resultado es un país destruido con 60% de pobres.

“¿De qué sirve lo que estamos haciendo? Sirve para reconstruir el país que ustedes destruyeron”, completa el Presidente. Después se verá si Milei acierta o no. En cuanto a la responsabilidad de Cristina, es clarísima. Efectivamente, el peronismo ha sido una fábrica de pobres. Hay una metodología muy clara en cuanto a erigirse en sus dirigentes, en la utilización de los pobres para mantenerse en el poder.

Han generado un asistencialismo que ha sido nocivo para la gente y que fue la base de lo que mucha gente quiso expresar en su voto por Milei. Tras el discurso de hoy, Cristina demuestra que no tiene capacidad de aprendizaje. Y es un problema, porque esto marca cuál va a ser el camino de sus seguidores, de lo que pretenden y de lo que proponen, en un momento en el cual la Argentina tiene que dar profundos debates en cuanto a cuáles son las soluciones duraderas para los problemas estructurales.

La reaparición de Cristina Kirchner fue con críticas a propios y ajenos. (Foto: municipalidad de Quimes)

La reaparición de Cristina Kirchner fue con críticas a propios y ajenos. (Foto: municipalidad de Quimes)

Por supuesto que en esta aparición de Cristina, inaugurando el estadio Néstor Carlos Kirchner, es impresionante cuando uno hace el seguimiento de la enumeración de la cantidad de cosas que se llaman como su exmarido en la Argentina. Hace culto al personalismo a un hombre que fue un corrupto. Eso es impactante, porque forma parte también de una concepción que ya el mundo demostró que no va más.

Leé también: Milei sigue en alerta por el conflicto universitario y comparte con el gabinete las preocupaciones por el desempleo

En ese contexto, hay una puja de poder, porque la aparición responde a una situación interna, de lucha muy profunda dentro del peronismo y sobre todo en la Provincia de Buenos Aires. Ahí hay una disputa creciente entre Máximo Kirchner y Axel Kicillof. El Gobernador tiene su último mandato y aspira a tener proyección nacional.

Claramente, Cristina no lo quiere. Y este es el porqué de esta aparición supuestamente disfrazada de aporte a la patria de Cristina Fernández de Kirchner, que es una condenada por la justicia por haber cometido delitos de corrupción. No lo olvidemos.

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

WhatsApp Plus: esta es la última versión del APK para bajar

CONTENT LABRelatos de experiencias sobre la crianzaUn proyecto junto...

Javier Milei, en vivo: las últimas medidas del Gobierno

📌 Gabinete Nacional:09:00: Se realiza la reunión del...

Murió Lorenzo Somaschini, el pequeño motociclista que se accidentó durante un entrenamiento en Brasil

Luego de tres días de internación, Lorenzo Somaschini, el...