El papá de la niña asesinada envió una letal carta al creador de El caso Asunta, la docuserie furor de Netflix

Netflix conmovió a millones de espectadores con el caso real de España, que rápidamente capturó la atención de su audiencia. «El caso Asunta», una miniserie de seis episodios de menos de una hora cada uno, se sumergió en los detalles de la Operación Nenúfar, ejecutada por las autoridades españolas. Esta producción se estrenó el 26 de abril y se ubicó rápidamente entre los títulos más vistos en la Argentina. El impacto de la serie fue tal que incluso uno de los condenados envió una carta al creador de la serie.

La acosadora real de «Bebé reno» apareció para hacer una acusación: «Soy víctima»

Asunta, quien fue adoptada desde China cuando tenía un año por sus padres gallegos, Rosario Porto y Alfonso Basterra, abogada y periodista respectivamente, desapareció el 21 de septiembre de 2013, poco antes de cumplir 13 años. Trágicamente, su cuerpo fue encontrado horas después cerca de una carretera en Santiago de Compostela, con la autopsia, revelando muerte por asfixia y altas dosis de lorazepam en su sistema.

Esto no les gusta a los autoritarios

El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.

Caso Asunta

Sus padres adoptivos fueron rápidamente señalados como sospechosos y condenados. La adaptación de su historia fue llevada a la pantalla por Ramón Campos, Jon de la Cuesta, Gema R. Neira y David Orea, con Candela Peña y Tristán Ulloa interpretando a los padres. Alfonso Basterra, aún desde prisión, se comunicó con el creador de la miniserie, un gesto que ya había repetido en otras ocasiones y para otras producciones, aunque siempre utilizando un enfoque diferente. Esta correspondencia ocurrió en 2017, coincidiendo con el lanzamiento de otro documental relevante.

«El caso Asunta»: la historia del asesinato de una nena que paralizó a España y ahora revoluciona Netflix

Qué dice la carta que Alfonso Basterra

“Estimado señor Campos: en cartas anteriores, le he transmitido la rabia y la ira que lleva destrozándome y devorándome desde hace tres años. Rabia e ira hacia el juez instructor, hacia el fiscal, los abogados de la acusación particular, los medios de comunicación y, muy particularmente, hacia la persona que acabó con la vida de mi niña.

«Pero estos sentimientos me llevarían indefectiblemente hacia la locura y la autodestrucción, y eso es algo que no puedo ni debo tolerar, porque abandonaría la esencia de mi yo, del que algo aún queda y acabaría derrotado por fuerzas ajenas a mí. De modo que, tras mucho pensar, he entendido que el perdón es mi camino. La única forma posible de mantenerme en mi camino y sortear este gran reto que el destino me ha puesto.

«Puede que no se lo crea, pero después de muchas horas de meditación, considero que este nuevo rumbo es, además del acertado, el definitivo. No puedo volver a caer en episodios de cólera como los que he vivido. Es más, he llegado a la convicción de que todos ellos actuaron bajo un signo profesional del que estaban convencidos y con arreglo a la más pura de las éticas. Equivocados totalmente, pero sin saltarse la ley y sin ánimo alguno de condenar por condenar.

«Se sorprenderá, pero cuando dentro de seis años, como mínimo, tenga el tercer grado en lugar de asesinar a los citados, como en tantas ocasiones imaginé, lo que realmente deseo es sentarme en una cafetería con ellos y debatir, si lo desean, lo que fue aquel juicio.

Caso Asunta

«Pero lo que nunca haré será exigirles perdón, todo lo contrario, seré yo quien les ofrezca mis disculpas por tan terribles pensamientos surgidos de una locura inimaginable que no deseo a nadie. Y por la misma razón, haré lo propio con el asesino o asesina de mi niña, porque ahora sí, estoy convencido de que su acción fue fruto de esa locura, ya que nadie en pleno uso de sus facultades mentales cometería una monstruosidad como esa.

Para terminar le haré una confesión: cuando recupere mi libertad, tengo el firme propósito de desaparecer, nadie volverá a saber de mí, ni tan siquiera Rosario Porto.

Solo tengo una razón para seguir con vida, que no es otra que volver a ser un hombre libre y reunirme con mi niña, nunca antes. De hecho ya tengo pensado el cómo y el dónde, tan solo me falta el cuándo, pero todo llega.

Mi verdadera condena no es la prisión, señor Campos, sino no haberla podido socorrer cuando más me necesitó. Eso es algo que nunca me podré perdonar. Así que, cuando conozcan mi fallecimiento, le ruego que descorche una botella de cava y brinde con los suyos. Solo en ese momento comprenderá que he recuperado mi felicidad. Mi niña me necesita y yo a ella”.

El enojo del juez del caso Asunta con la serie de Netflix: «Me da mucha pena»

Hace unas semanas, Netflix lanzó «El caso Asunta», una miniserie que, de no ser por el sorprendente éxito de «Bebé Reno», habría encabezado las tendencias de la plataforma mucho antes.

La serie española narra el caso real del asesinato de Asunta Basterra, una niña de 12 años, hija adoptiva de Rosario Porto, abogada, y Alfonso Basterra, periodista. En 2013, el cuerpo de la niña fue encontrado a un lado de una carretera en La Coruña, España, desencadenando un juego del gato y el ratón entre la policía, el juez José Antonio Vázquez Taín y los principales sospechosos del crimen. Los padres de la niña, fueron los primeros en ser señalados. En el momento de su fallecimiento, estaban separados y mantenían una relación complicada.

Recientemente, el juez a cargo del caso, Vázquez Taín, compartió su opinión sobre cómo fue retratado en la serie y criticó el enfoque que esta dio a la historia de Asunta.

Caso Asunta

Puro terror en 20 minutos: la «joya escondida» de Netflix

En «El caso Asunta», el personaje basado en Vázquez Taín es interpretado por Javier Gutiérrez y lleva el nombre de Malvar. Durante una entrevista en «Vamos a ver» de Telecinco, el juez elogió el trabajo del actor español, aunque admitió haber visto solo un episodio. “Javier Gutiérrez es un gran actor y una gran persona. (No tengo) nada que reprochar. Al contrario. Creo que ha intentado hacerlo lo mejor posible para intentar dejarme en el mejor lugar, pero no se ha conseguido”, dijo su señoría. 

Enojado con la imagen que deja de su persona la serie, agregó:  “Me preocupa que se vuelva a cuestionar si la Justicia en España es correcta y si se manipulan las pruebas. Yo no juzgué a esas personas (Rosario Porto y Alfonso Basterra), me encargué de la instrucción. A ellos les juzgaron nueve jurados y lo determinaron (su implicación en el crimen) por unanimidad. Entonces, volver a intentar otra vez sembrar dudas… Yo estoy tranquilo”.

El enojo del juez del caso Asunta con la serie de Netflix: “Me da mucha pena”

Al final, llegó a la conclusión de que la serie habría sido mejor si hubiera centrado su enfoque en la propia Asunta en lugar de enfocarse en sus padres. “Me da mucha pena. Porque era una niña muy especial, maravillosa, y creo que era el momento de hacer un drama en donde realmente pusiéramos en valor cómo pueden dos personas normales -que no es que sean degenerados, enfermos mentales o animales, sino que son personas como cualquier otras- destruir por falta de empatía la vida tan brillante de una niña y privarla de su adolescencia, su vida y todo el futuro que tenía por delante», cerro el juez. 

JCCL CP

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Concejo: reflexiones sobre uso de pantallas y la gestión de emociones en las infancias

El Foro titulado “Infancias 4.0: Gestión emocional, pantallas...

El cuerpo encontrado en Sauce Viejo es de un hombre

Los restos estaban dentro de una bolsa. Se...

Encontraron restos óseos humanos en Circunvalación Oeste

Vecinos dieron aviso al 911. La policía halló...

Milei seguirá viajando con toda su comitiva, esta vez a París

Además de pasear y comprar artículos de valor,...