Una firma cordobesa busca imponer el alimento en lata para mascotas con una inversión de US$ 30 millones

Hace 16 años, tres ex directivos de la empresa de nutrición animal de Cargill y tres veterinarios le compraron el área de mascotas al gigante estadounidense. Decidieron apostar a lo más alto del mercado, que representa apenas 8% y, dentro de ese nicho, hacerse fuertes en alimentos húmedos, que vienen en lata o en paquete. Toda una novedad para el mercado argentino.

No se trata de «golosinas» sino de alimentos completos, que se pueden dar solos o mezclados con versiones «secas» y cuestan el doble.

«En el mundo, el 30% de los alimentos para mascotas son húmedos (70% son secos), pero en la Argentina ese porcentaje es de solo 2%. Nosotros tenemos 60% de ese mercado», cuenta Darío Maida Re, uno de los fundadores de Alican, cuya marca emblema es Sieger.

Ahí es donde piensan crecer. Para eso encaran una inversión de US$ 30 millones en dos etapas, para triplicar la producción en sus plantas cordobesas de Alcira Gigena y Juárez Celman.

Van a apostar a productos «plant-based» (solo vegetales) y «treats» (golosinas) y expandirán el área de investigación. Irán de 250 a 400 empleados, calculan. El primer paso es un desembolso de US$ 5 millones que incluye un préstamo de US$ 1 millón del BICE.

La crisis no los espanta, aunque en los últimos 8 años el mercado de superpremium haya pasado de 11 a 8% del total. Creen que la tendencia a la «humanización» de los perros y gatos, que se intensificó a partir de la pandemia, hace que los dueños cuiden más –y gasten más– en la alimentación. «La gente que compra productos superpremium no se decide por el precio y no suele ‘bajar’ de categoría», dice el ejecutivo.

«En estos 4 meses que pasaron desde la devaluación, se dio la siguiente situación: como el mercado estaba asustado, en enero tuvimos un récord de ventas porque la gente se sobreestoqueó. Luego, entre febrero y abril las ventas bajaron, pero si se mira todo el cuatrimestre no hubo una caída en volumen», afirma.

Hasta el mes pasado aumentaron los precios entre 30 y 40%, pero desde entonces el valor se mantiene. «Suben los costos (las tarifas por ejemplo) pero nosotros no vamos a poder incrementar precios. En los próximos meses bajarán los márgenes«, admite Maida Re.

El fundador de Alican dice que el año pasado facturaron US$ 44 millones y en 2024 van por los US$ 100 millones. Para más que duplicar sus ventas ampliarán la exportación (hoy venden afuera solo 10% a Estados Unidos, Europa y Sudamérica). Para ellos, el dólar exportador es competitivo, aunque el mercado interno es más rentable.

La otra pata del crecimiento será una mejora en la llegada a las veterinarias y pet shops del CABA y GBA, donde apenas generan 15% de sus ventas.

Con sus marcas Sieger, Wild, Homemade Delight y Recovery compiten con Nestlé (Purina), Vitalcan (Nutrique), Baires (Old Prince, Fawna) y Royal Canin, entre otras.

NE

Más Noticias

Noticias
Relacionadas