Bayer Leverkusen goleó y llegó a 50 partidos sin perder: el camino que le queda para completar la temporada perfecta

Lo de Bayer Leverkusen esta temporada roza la perfección. Los dirigidos por Xavi Alonso vapulearon a Bochum por 5 a 0, en el duelo correspondiente a la fecha 33 de la Bundesliga. El partido significó el de la penúltima jornada del campeonato del que ya se consagraron campeones cinco fechas antes de su culminación y con esta victoria alcanzaron los 50 partidos sin derrotas en lo que va de la 2023-2024. A pesar de que ese invicto se vio en peligro en varias ocasiones en el último tiempo, siempre tuvo la entereza y el deseo de seguir manteniéndolo. Claro está que todo lo hecho esta temporada por Bayer Leverkusen forma parte de una campaña impresionante, que será recordada por años, pero para que sea perfecta le quedan tres partidos, y dos de ellos son finales. Además, podría alcanzar un registro único para un equipo alemán.

La visita ante Bochum significaba el primer partido tras la agónica clasificación a la final de la Europa League ante Roma, en su estadio el último jueves. Pero el cotejo de este domingo era especial: el último equipo con el que perdió Leverkusen -el 27 de mayo de 2023- fue justamente el rival con el que jugó este domingo. Pero esta vez, resultó un trámite. A pesar de un cabezazo al palo por parte de los locales en el minuto 11, una expulsión a los 15 minutos del primer tiempo Felix Passlack le facilitó las cosas a los de Xavi Alonso. Y fue a los 41 cuando se le abrió el camino con el gol de Patrik Schick. Antes del cierre de la primera etapa, Victor Boniface, de penal, le daba el 2 a 0 de ventaja.

El croata Josip Stanisic celebra con sus compañeros el cuarto gol de Leverkusen ante Bochum INA FASSBENDER – AFP

A 15 minutos del final, volvieron a aparecer los festejos: Amine Adli, Josip Stanisic y Alejandro Grimaldo completaron la goleada para que los futbolistas vayan a celebrar a la tribuna donde se encontraba la parcialidad visitante con globos formando el número 50, festejando que el éxito de este equipo que llama la atención en el mundo del fútbol está vigente. Además, de todos esos duelos sin caer, 41 fueron triunfos. En este choque, el argentino Exequiel Palacios estuvo entre los suplentes y no sumó minutos.

Claramente, no le resultó nada fácil a Leverkusen el camino para alcanzar esa cifra. En los últimos dos meses fueron seis los encuentros en los que estuvo al borde de perder el invicto, cuatro de ellos por la Europa League. En los octavos de final de la competencia europea apareció Qarabag, un pequeño equipo de Azerbaiján que en la ida, disputada el 7 de marzo, le ganaba por 2 a 0, en Eurasia, pero aparecieron Florian Wirtz y Patrik Schick a los 92 para igualar. En la vuelta, una semana más tarde en Alemania, pasó algo similar. Los azerbaiyanos lo ganaban 2 a 0, pero revirtieron el marcador con la aparición de Jonas Hofmann y los dos goles agónicos de Patrik Schick a los 93 y a los 97.

El resumen de la goleada de Bayer Leverkusen

En los cuartos de final de la misma competencia, fue el turno de West Ham. El 2 a 0 en Alemania había sido suficiente, pero los ingleses ganaban 1 a 0 en Londres el 18 de abril. Sin embargo, Jeremie Frimpong lo igualó a los 89. A los tres días, por la Bundesliga, Borussia Dortmund lo sorprendía a los 36 de la segunda etapa. Pero Josip Stanisic puso el 1 a 1 definitivo a los 52. El 27 de abril, por la fecha 31 del torneo local y ya siendo campeones volvió a suceder el milagro. Stuttgart lo ganaba 2 a 0, rápidamente llegó el descuento y a los 96, la igualdad.

Y faltaba uno más: el último jueves, frente a Roma, en el desquite de la semifinal de la competencia continental. Los dos tantos de penal de Leandro Paredes para los italianos estiraban la serie de semifinales de la Europa League al alargue y liquidaban el invicto de los alemanes. Sin embargo, un tanto en contra de Gianluca Mancini a nueve del final les dio la tranquilidad del pase a la final. Pero no quisieron que la clasificación fuera el único motivo de la alegría y con esa mística ganada de los festejos en los últimos suspiros, Josip Stanisic puso el 2 a 2 a los 52 minutos de la segunda parte.

Xabi Alonso, el cerebro y el conductor detrás de la temporada histórica de Bayer Leverkusen KIRILL KUDRYAVTSEV – AFP

En el horizonte más cercano de este equipo que demostró la resiliencia del orgullo por no querer perder, habrá tres partidos más. Este 18 de mayo cerrará la Bundesliga ante Augsburgo, como locales, con la posibilidad de finalizar el campeonato sin ninguna derrota. Si esto sucede, se sumará a Real Madrid (1931/32), Milan (1991/92), Arsenal (2003/04) y Juventus (2011/12) como los únicos campeones de las ligas top de Europa sin ceder en ningún partido.

El miércoles 22 de mayo en el Dublín Arena, en la capital de Irlanda, Atalanta será el rival con el que definirá la Europa League, con la chance de levantar ese trofeo por segunda vez en su historia, como cuando lo hizo en 1988, en la vieja Copa UEFA. Por último, tendrá la final de la Copa de Alemania, duelo que jugará el próximo 25 de mayo ante Kaiserslautern. Son sólo tres partidos para que la temporada de ensueño de este equipo se culmine de manera perfecta, con el triplete de títulos de forma invicta.

Pocos hubieran apostado al principio de la temporada que el Bayer Leverkusen iba a ser el campeón de la Bundesliga, a la que se presentó con la etiqueta de ‘outsider’ y acompañado por su particular historia de desgracias, que en su momento le hicieron ganarse el apodo jocoso de “Neverkusen” (a partir de la palabra inglesa “never”, nunca) por su incapacidad para aprovechar situaciones favorables para ser campeón en 2000 y 2002, principalmente. Hoy, el contexto es otro y el equipo de Westfalia está muy cerca de hacer historia.

Las posiciones de la Bundesliga

LA NACION

Conocé The Trust Project

Más Noticias

Noticias
Relacionadas

Danza con traición, venganza y amor

Los martes y miércoles a las 20 en...

Hoy somos más conscientes de nuestros derechos

Luego del éxito en Barcelona y Madrid se...

The Wall: cómo recorrer como nunca al mito que marcó al rock

“Para mí dentro de la línea que trazamos...

Un diálogo lúdico entre la ciencia y el arte

La pandemia fue un momento transformador y bisagra...