Por la primera ola de frío falta gas y algunas estaciones de servicio suspenden la venta de GNC

La primera ola polar tuvo su primer impacto en los consumidores: desde este martes, las estaciones de servicio del área metropolitana y el interior de Buenos Aires comenzaron a restringir la venta de GNC.

Es una situación que no resulta inédita. Ocurrió cuando el gas estaba con subsidio casi pleno y ahora que se inauguró un tramo del Gasoducto Néstor Kirchner y que comenzó la etapa de tarifas más caras con el gobierno de Javier Milei.

En La Plata, la decisión se advierte en los playones de venta: 30 comercios que tienen contratos “interrumpibles” tuvieron que suspender la venta y ya se ven las primeras colas por el faltante. Es que este tipo de convenios permiten a las proveedoras suspender el suministro cuando crece la demanda domiciliaria.

Es lo que ocurrió en estos días en la zona del AMBA y en regiones del sur del país, con la baja de las temperaturas.

Estacios de servicio vacías por falta de GNC. Foto NievasEstacios de servicio vacías por falta de GNC. Foto Nievas

Por eso Camuzzi Gas Pampeana, Camuzzi Gas de Sur SA y Metrogas cortaron el “servicio interrumpible” desde el martes. Y Naturgy Ban lo hizo desde este miércoles a las 6. “Por lo tanto, todas las estaciones de carga de GNC se deben limitar al transporte firme contratado y que figura en la factura”, según una comunicación que se difundió en estas horas en los comercios que venden gas para alimentar los motores de autos, camionetas y transporte.

La medida alcanza también a empresas e industrias que tienen altos consumos y convenios con interrupción. “Es una decisión derivada de los problemas operativos en los sistemas de transporte y distribución de este combustible”, explicaron a Clarín en una de las distribuidoras.

En la provincia, involucra a 113 comercios dedicados a la carga de GNC. El 80% está en el Gran Buenos Aires. Las empresas que contratan «transporte en firme» pueden seguir consumiendo, aunque para ellas el servicio es más caro.

Las primeras secuelas de la determinación impactan sobre taxistas y remiseros. Una recorrida por calles de la capital bonaerense detectó plataformas de cargas vacías y conos naranjas que impedían el acceso de vehículos a los surtidores.

Según explicó Oscar Olivero, vicepresidente de la Cámara de Expendedores de GNC, el inconveniente está en el transporte del producto. “Tenemos gas suficiente y con excedente, pero está en Vaca Muerta. El gasoducto que se inauguró el año pasado llega hasta Saliquelló. Y el cuello de botella se registra en la zona metropolitana”, dijo el dirigente.

La entidad informa que hay en Argentina casi 2.000 estaciones dedicadas a este rubro y que solo 400 tienen “contrato de transporte firme”. Y que, de ese total país, 800 están en el Conurbano y CABA.

No está definido hasta cuándo continuarán las restricciones. “En otros años, esto se resolvía con la provisión de GNL (gas natural licuado) que llegaba en barcos. Pero ese producto es cuatro veces más caro y antes lo subsidiaban los gobiernos. Ahora eso no va a ocurrir y entonces no sabemos cuándo restituirán el servicio para todos”, aclaró Olivero en una entrevista con la radio La Cielo, de La Plata.

En 2021, también las primeras interrupciones se registraron a partir de mayo. Entonces tuvo incidencia -además del frío- una medida de protesta que realizaron sectores gremiales en Neuquén. Y que provocó paradas técnicas en destilerías.

Un año después, hubo restricciones desde el primer día de abril. Ocurrió en coincidencia con el inicio de la guerra contra Ucrania, impulsada por Rusia y que trastocó todos los mercados energéticos a nivel mundial. También por un inconveniente en una de las empresas productoras que opera en la zona metropolitana.

Esta vez, las dificultades por la reducción en el sistema de comercialización registra también surtidores con mangueras cruzadas en otras ciudades. El martes, en Mar del Plata se reportaba un 50% de estaciones sin atención por falta de GNC.

NE

Más Noticias

Noticias
Relacionadas